Yo soy niño, no tengo tu tamaño, tu estatura, pero soy persona igual a vos.

Deber ciudadano de cuidar la madre Tierra

Yo soy niña, no puedo hablar, pero expreso mis sentimientos, deseos, tengo ese derecho, poneme atención cuando grito, o lloró o muevo mis manos y verás lo que quiero, se lo que quiero.

Presidenta, pero soy ciudadan@, puedo tomar decisiones en la casa, en la escuela, en la comunidad, en el municipio.

Yo soy niño, no tengo hijos o hijas, pero puedo enseñarte cómo educar a otros niños o niñas. No he ido a la universidad, pero puedo enseñarte como dar las clases de forma más alegre, divertida, comprensible y provechosa.

 

Yo soy niña, no se me han desarrollado todos mis sentidos, pero puedo enseñarte a ver cosas que están frente a tus ojos, pero que no ves, personas que están a tu alrededor, pero que no las disfrutas, sentimientos que dan vida, pero que no los haces salir, si los dejas salir serás más libre.

Yo soy niño, no guardo rencores, ni resentimientos, perdono, vivo más alegre, aprende a mí y tendrás el reino de vivir bien, vivir en paz.

 

Carlos Emilio López Hurtado |24 de Mayo de 2015