Nicaragua avanza en el camino por erradicar el trabajo infantil; en un compromiso múltiple Estado, Empresa Privada, Trabajadores, Sociedad, Comunidades y Familias.

Vamos ratificando los tratados internacionales de la OIT, formulando, aprobando e implementando leyes que apuntan a la eliminación progresiva del trabajo infantil, diseñando y desarrollando programas sociales para proteger a la niñez, evitando que se integren tempranamente al mercado laboral y se incluyan, permanezcan y se promocionen en el sistema educativo.

Sigamos esta ruta de más y mejor educación para la niñez, más inversión publica para prevenir el trabajo infantil, más conciencia pública de las empresas y las familias para la no explotación de la mano de obra infantil.  Sigamos esta ruta hasta que declaremos a Nicaragua un país libre de explotación laboral infantil

Carlos Emilio López Hurtado | 01 de octubre de 2013