“El Sandinista sabe vincular la teoría revolucionaria con la práctica concreta en la que actúa, estrecha vinculación con las masas populares, asimilación de la experiencia que se desprende de la práctica de nuestra fuerza combativa”  Comandante Carlos Fonseca Amador

Los grandes humanistas de la historia han hablado y vivido la unidad simbiotica de palabra y acción, mensaje y praxis, verbo y sustantivo, predica y práctica, amor en prosa y amor en la cotidianidad. Los discursos mueven las emociones por un momento, los hechos marcan los corazones y la historia personal y social para siempre. Ese binomio es una fuerza física, química, espiritual que convence, energiza, inspira y mueve las revoluciones humanas, revoluciones de conciencias, revoluciones comunales y globales.

 

Carlos Emilio López Hurtado |7 de noviembre de 2015