Soñar es un derecho escrito en la conciencia de la humanidad; no está reconocido en ninguna ley, pero vive en el alma colectiva. Soñar con una Patria o Matria Grande, que no es patio trasero de nadie; que tiene su propio modelo político, económico, social y cultural. Soñar con una Patria o Matria Grande, que no es patio trasero de nadie; que tiene su propio modelo político, económico, social y cultural. Soñar con un arte no clasista, una legislación no sexista, una religión no androcéntrica, un sistema político no adultista.

Carlos Emilio López Hurtado | 26 de julio 2013