Las mujeres sobrevivientes de Cancer son mujeres de fe, mujeres gigantes espiritualmente, que tienen certeza de lo que se espera, convicción que se realizará lo que no se ve, fuertes, aguerridas, tercas, valientes, vencedoras de los pronósticos reservados, se sostienen como viendo al Invisible, nada las derriba, nada las amilana, nada las opaca, saltan todas las montañas y ningún infierno frío las derrite, porque son llamas de fuego azul siempre encendidas para dar vida, para dar gloria a Dios.

 

Carlos Emilio López Hurtado  24 de octubre de 2015