Así como lo hicieron los sabios de oriente, cuanto veas la estrella síguela, no te detengas, cruza desiertos, aguanta frío, se paciente, camina hacia adelante, que los herodes intimidadores no te amilanen, y cuando encuentres el tesoro buscado, ríndete a él, disfrútalo, vívelo.

Mateo 2: 1-2

1. Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Carlos Emilio Lopez

Carlos Emilio Lopez

Los sabios pudieron haber sido poetas, astrónomos o de cualquier otra profesión u oficio como nosotr@s.

Venían de Oriente, pudieron haber sido de mesopotamia, arabia, o algún país de Asia, África o Europa, es decir de cualquier nacionalidad, identidad étnica, color de piel o religión. Este pasaje bíblico nos dice el profundo espíritu ecuménico, incluyente, universal y pluricultural que hay en las Sagradas Escrituras.

Carlos Emilio López Hurtado | 18 de diciembre de 2015