Familiares, amigos y periodistas nacionales, dieron la tarde de este martes el último adiós al reconocido periodista nicaragüense, Marcio Vargas Aguilar, Orden Independencia Cultural “Rubén Darío” (2008), historiador y escritor revolucionario.

Desde el Cementerio Jardines del Recuerdo, el padre Antonio Castro, elevó sus oraciones por Marcio Vargas, y pidió a Dios reciba su espíritu en los Cielos, por los grandes gestos de amor y fe.

El padre Castro, destacó que Marcio Vargas siempre fue un hombre totalmente entregado a la liberación y la paz de Nicaragua.

“Su partida no es un final; es un reto continuar, haciendo vida, haciendo realidad su pensamiento y compromiso. Somos de tránsito, pero vamos dejando huellas que tienen que sembrar vida y esperanza, manifestó.

 

El diputado Carlos Emilio López, destacó al periodista Marcio Vargas, como un cronista de diferentes ramas; un cronista deportivo; cronista político.

“Realmente Marcio Vargas tenía un pluma incisiva; tenía la capacidad de cuestionar al poder; de cuestionar a los excluyentes; cuestionar a los que violentan los derechos humanos; de criticar a los racistas, a los sexistas, a los xenófobos”, sostuvo.

En este sentido, indicó que Marcio Vargas es un ícono de los profesionales de la comunicación; un reportero de primera línea en el diario Barricada, en los años ochentas.

“Fue del equipo de comunicación del Presidente Daniel Ortega, en la primera etapa de la RevoluciónSandinista. Un cronista de guerra”, expuso.

 

Explicó que además de las cualidades como escritor, prosista, narrador, historiador; hay que destacar laparte humana de Marcio; un buen padre de familia; un gran hermano; un gran esposo; un hombre de muchos valores, de lealtad, de fidelidad.

“Fue un hombre de muchas convicciones, profundamente sandinista; seguidor de Sandino; profundamente revolucionario, jamás renegó, jamás claudicó, jamás renunció a sus principios revolucionarios, hasta el último momento de su vida”, valoró López.

 Por su parte, Marcio Vargas (hijo), durante el entierro de su padre, destacó que este siempre tuvo esa mezcla, entre lo que fue un gran padre, un gran escritor, un historiador, y un reportero.

“Me decía que un periodista es un reportero, antes que todo; es aquel que anda en las calles. Además siempre me dijo que este país va en un buen rumbo, con el Comandante Daniel Ortega”, sostuvo.

Marcio (hijo), envió un especial agradecimiento a la compañera Rosario Murillo al Comandante Daniel Ortega; porque estuvieron pendientes hasta el último instante.

“Mi papá siempre fue fiel al sandinismo; hasta en los momentos más duros; siempre estuvo con el pensamiento, y siempre como un soldado más de nuestro proceso revolucionario, desde su trinchera, desde su pluma”, anotó.

Rememoró que en la primera etapa de la revolución, su papá viajó con el Presidente (Daniel) a unos 38 países en el mundo; y fue allí que platicaron mucho, compartiendo ideales revolucionarios.

Los asistentes al emotivo entierro, cantaron el tema 'Gracias a la Vida', despidiendo a este gran hombre, que deja un inmenso legado al periodismo nacional, y como militante del Frente Sandinista.

Kenneth Chávez, Portal Web El 19 Digital 7 de Mayo de 2016