Carlos Emilio Lopez Hurtado

Carlos Emilio Lopez Hurtado

El pasado fin de semana circuló en algunos medios y redes sociales el video de una adolescente embarazada que trató de impedir la boda del padre de sus hijos con otra mujer, en Masaya. En relación a este video, el diputado Carlos Emilio López, vicepresidente de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional, manifestó ayer que le corresponderá a las autoridades de la Policía Nacional y a la Fiscalía investigar el hecho ocurrido para determinar si se trata de un delito de abuso sexual o no. 


López señaló ante los medios que “desde el aspecto jurídico hay que identificar si hubo abuso sexual, violencia sexual o cualquier otro delito sexual, porque estamos hablando de alguien que salió embarazada a los 13 años. Si salió embarazada a los 13 significa que la actividad sexual comenzó antes, prácticamente cuando era una niña”. 


De acuerdo con el legislador, “desde el punto de vista ético es censurable tener una relación con una persona y estarse casando con otra. No debe de haber ni crítica ni condena, ni cuestionamientos hacia las mujeres que están involucradas en esta situación, porque más bien están siendo víctimas, fueron engañadas, manipuladas, fueron utilizadas”.


Algunas organizaciones como Católicas por el Derecho a Decidir, Red de Mujeres Contra la Violencia y el Movimiento Contra el Abuso Sexual, también instaron a la Policía Nacional y a la Fiscalía a buscar y denunciar de oficio al hombre que supuestamente tiene 40 años y mantenía una relación con una adolescente desde antes de que ella cumpliera los 14 años.

Debe ser juzgado

Magaly Quintana, de Católicas por el Derecho a Decidir, señaló que la Policía debe detener al hombre por abuso sexual y por estupro, pues este mantuvo relaciones sexuales con la menor, incluso, antes y después que cumpliera sus 14 años. 


El Código Penal en el país establece, en su Artículo 195, que “comete delito de violación el que usando la fuerza, la intimidación o cualquier otro medio tenga acceso carnal con ella, o que con propósito sexual le introduzca cualquier órgano, instrumento u objeto”.
Este artículo indica que se “presume la falta de consentimiento cuando la víctima sea menor de 14 años, y a quien el violador hace creer que es su marido”. La pena del delito será de entre 15 y 20 años de prisión. 


En tanto, el Artículo 196 del Código Penal revela que comete estupro la persona que tenga acceso carnal con otra, mayor de 14 años y menor de 16, interviniendo engaño.
El estupro será penado con prisión de tres a cinco años.Magaly Quintana, activista de las CDD, señala que este caso es un ejemplo para que “la sociedad vea que el abuso sexual impuesto contra las menores de edad es una problemática que solo se erradicará cuando dejemos de mofarnos y cuando haya una verdadera educación sexual temprana”. 

Educar a temprana edad

“Estos hombres trabajan bajo el código de la mentira. En este caso, incluso, puede ser juzgado doblemente porque mantenía una relación de autoridad y dependencia sobre la adolescente. Es evidente que hay estupro y violación, tal como lo indica el Código Penal”, señala Quintana.


Lorna Norori, representante del Movimiento Contra el Abuso Sexual, explica que para someter a las niñas y adolescentes, los abusadores hacen uso del engaño, el acoso, las amenazas, e incluso, hacen uso de su fuerza aprovechando situaciones particulares cuando ellas están solas.


“Es triste saber que el 90% de peritajes sobre violencia sexual que realiza el Instituto de Medicina Legal es a niñas, niños y adolescentes menores de 14 años. Creo que debe haber un trabajo más integral”, dice Norori. 


Las activistas recomiendan a los padres de familia educar a los menores desde temprana edad. Enseñarles el respeto y la responsabilidad con su cuerpo y el de las demás personas. “Hay que profundizar las acciones de prevención, solamente podemos prevenir educando. Hablando claramente sobre lo que es la educación sexual integral, sin prejuicio y sin estigmas”, dijo Norori. 

 

25  Enero de 2017 |Josué Garay | José Espinoza | El Nuevo Diario