Estamos llegando al fin de una época de egoísmo, discriminación, violencia, intolerancia, desamor, guerras, codicia, consumo, adicciones, irreverencias a las personas adultas mayores y comenzamos nuevos tiempos de ternura, respeto a los derechos humanos, paz, sentido de familia y amor; amor por nosotros mismos por las personas de todas las edades, la naturaleza, la cultura y los pueblos. Que el creador nos bendiga y nos haga habitar en común-unidad sin fronteras, ni barreras.

Con el cariño de siempre,

Carlos Emilio López Hurtado |31 de Diciembre de 2012