En estos nuevos tiempos la JUVENTUD es protagonista de una revolución social, cultural, política, económica, ética y aspiracional.

Revolución jurídica, donde el derecho constitucional “a estar protegido contra el hambre” se convierte en programa social vivo.

Revolución jurídica donde el derecho constitucional a “una educación gratuita” se convierte en política pública de cero cobros.

Revolución jurídica donde el derecho “a la salud” se convierte en Modelo de Salud Familiar Comunitario para transformar la vida.

Revolución social donde el acceso al crédito a las mujeres se masifica, con tasas de interés ínfima cuya finalidad es más crédito.

Revolución cultural donde por primera vez lideres de los pueblos originarios ocupan responsabilidades en distintos Ministerios.

 

Carlos Emilio López Hurtado |18 de julio de 2013