Ve con fe al desierto y ahí recogerás maná, hazlo día a día y comparte de lo recogido con tus vecinos y vecinas para que tengamos seguridad alimentaria. Ve con fe y en la sequedad más voraz golpea la piedra y de ahí saldrá agua, cosecha agua y compártela con los comunitarios y comunitarias.

 

Ve camina con fe en el día y la columna de sombra te cubrirá del sol incandescente, se solidario, solidaria en ese momento de frescura.

 

Ve camina con fe en la noche de los espantos y una columna de fuego te calentará,  comparte el calor con quienes padecen del frío de la soledad.

 

Carlos Emilio López Hurtado |2 de febrero de 2015