La navidad es el nacimiento de Jesús, el Dios – humano naciendo, habitando y caminando con nosotr@s. 

Frente a la navidad podemos asumir una de dos actitudes, o la de Herodes,  querer matar a Jesús después de su nacimiento o sea que la navidad termine al día siguiente o la de María y José, levantarse tomar al salvador y quedarnos con ÉL para siempre,  y que todos los días de nuestras vidas vivamos en amor, en fe, en familia, en entrega, servicio, alegría, armonía y  compromiso con la liberación de la humanidad.

“Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo” (Mateo 2:13)

Carlos Emilio López Hurtado | 25 de diciembre de 2015