“Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para ustedes” 

2da de Corintios 5:13

 La locura no es un de desorden mental, es atentar contra el orden de las creencias sociales. El loco: “todos piensan que la Tierra es plana, no! la tierra es redonda”. Reacción de los cuerdos “ese está loco”. El loco “la Tierra gira alrededor del sol”. Reacción de los cuerdos, “está loco porque es el sol el gira alrededor de la Tierra”

El loco “la salvación no es por obras es por la fe en el Cristo muerto y resucitado”. Reacción de los cuerdos, “eso no es posible somos salvos por obras”.

La locura no es un comportamiento anormal, es cuestionar todas las normalidades socialmente aceptadas, es pensar que todas las injusticias no pueden ser aceptadas como naturales. La violencia contra las mujeres y la niñez, el hambre de millones frente a la opulencia de unos pocos, las guerras y las invasiones y toma de las riquezas naturales por la fuerza justificándolas en nombre de la democracia y en nombre de Dios.

Carlos Emilio López Hurtado | 21 de noviembre de 2015