“Diputado Carlo Emilio López, exprocurador de la Niñez y la Adolescencia, criticó la cobertura mediática en las redes sociales que faltaron el respeto a la adolescente embarazada”.

El exprocurador de la Niñez y la Adolescencia, hoy diputado Carlos Emilio López, explicó que el Código Penal tipifica como estupro la relación sexual con una persona entre 14 y 16 años de edad, en alusión al caso de la adolescente embarazada que trató de impedir la boda de su pareja, José Sabino Dávila, en el momento en que este hombre de 40 años se estaba casando.

 

López manifestó que la Policía y el Ministerio Público tienen que investigar de oficio este caso, para determinar el tipo de delito: “Los delitos de orden público no necesitan que la víctima ponga la denuncia. Basta con que las autoridades tengan conocimiento de que ha ocurrido el hecho para proceder a realizar una investigación”, explicó López.

El caso se hizo público a través de las redes sociales, cuando presuntamente la adolescente quiso impedir el matrimonio de Dávila con Rita Elena López, de 18 años, en el municipio de Catarina, departamento de Masaya.

Televisión y redes revictimizan

López manifestó que en este caso “hay dos mujeres que están siendo víctimas: una mujer joven y una mujer adolescente, y hay un victimario que es el hombre”.

Además, el diputado criticó la burla que hicieron de esta situación los medios de comunicación televisivos y las redes sociales.

“Todos tenemos la responsabilidad de informar con conciencia social y con respeto a los derechos humanos. Si nosotros victimizamos a estas mujeres, las estamos revictimizando. Ellas son víctimas de engaño, de manipulación, de utilización, de daño y posiblemente de delitos”, expresó López.

El diputado quiso dejar claro que las redes sociales (Facebook, YouTube, Twitter, Instagram) también son medios de comunicación y deben informar con respeto a los derechos humanos.

La Red de Mujeres contra la Violencia de Nicaragua instó a la Policía Nacional y a la Fiscalía a buscar y denunciar de oficio a Dávila, que al parecer mantenía la relación con la adolescente desde antes que cumpliera los 14 años, porque la víctima tiene un hijo de 2 dos años, que llevaba en sus brazos cuando quiso detener la boda.


Los hechos y el escarnio

El sábado 21 de enero, R.E.R., de 16 años, se presentó a la iglesia San Miguel, en el municipio de Catarina, departamento de Masaya, llevando en brazos a su hijo de 2 años, para impedir la boda de su pareja José Sabino Dávila y Rita Elena López. La adolescente no logró impedir la boda, pero avivó la crítica sobre las relaciones sexuales con adolescentes, debido a que el tema fue divulgado con sorna y escarnio en las redes sociales.

Se desconoce si la afectada llevará su caso a las instancias judiciales, pero organizaciones de la sociedad civil anunciaron que pagarán abogados y harán gestiones para que las autoridades del Ministerio de la Familia, Policía Nacional y Ministerio Público tomen cartas en el asunto. Extraoficialmente se conoció que el sujeto señalado busca un acuerdo con la víctima para evitar la cárcel, alegando que “si el padre está preso no le pasaría manutención a sus hijos”.

Leonor Álvarez | El Nuevo Diario | 26 de Enero de 2016