Tengo un antídoto, alquimia del cielo.

Es mas potente, que el extracto de cuerno de unicornio. 

No le temo a tus hechizos y maleficios ninguno me tocarán, ni me harán daño

Me río en paz de tus chismes y conjuros, en paz me levanto, en paz me acuesto, en paz camino,

te beso el alma.

Carlos Emilio López Hurtado |13 de junio de 2013