Nicaragua es el país con menor cantidad de adolescentes privados de libertad en la región centroamericana, aseguró ayer el magistrado de Corte Suprema de Justicia (CSJ) Armengol Cuadra López.

 

De las ocho adolecentes que representan el 6% de las menores de edad privadas de libertad, solo una está con sentencia firme, según datos dados a conocer en la celebración del 18 aniversario del Código de la Niñez y la Adolescencia.

 

El Código de la Niñez y la Adolescencia puesto en vigencia el 30 noviembre de 1998 establece que deben ser tratados penalmente como menores de edad los jóvenes mayores de 14 y menores de 18.

 

El presidente de la Sala Penal de la Corte atribuyó el bajo número de adolescentes privados de libertad en Nicaragua, en relación con otros países centroamericanos, al hecho de que en el país no existen maras como sucede en Honduras, El Salvador y Guatemala.

 

El diputado Carlos Emilio López, quien fue el primer procurador de la Niñez y la Adolescencia, reconoció que en el país todavía hay quienes creen que la referida ley promueve la impunidad entre los jóvenes.La presidenta de la Sala Penal Especializada en Violencia de la capital, Adda Benicia Vanegas, reveló que los delitos sexuales son aquellos donde mayoritariamente los adolescentes se ven involucrados.

 

La funcionaria judicial señaló que la mayor parte de delitos sexuales, donde los acusados son adolescentes, provienen de la región norte del país, fenómeno que atribuyó a la cultura machista que todavía prevalece en todos los segmentos de la sociedad, pero con mayor fuerza en algunas regiones del país.

 

Ernesto García/El Nuevo Diario | 01 de Diciembre de 2016